1. Sep, 2017

¿Por qué arde Portugal todos los veranos?

Los incendios forestales en Portugal han devorado más de un tercio de la superficie total de bosque quemado este año en la Unión Europea de 28 naciones.

Hola amigos, aquí estoy una vez más, para hablar de incendios y como están siendo combatidos en Portugal. Había prometido a mi mismo que no abordaría este asunto otra vez, pero lo que tengo visto y escuchado atreves de la comunicación social, en los últimos días sobre este tema, no puedo quedar callado. Tres mil bomberos apoyados por 659 vehículos luchaban esta semana en Portugal para controlar más de 150 incendios forestales, según las autoridades, mientras un clima seco y cálido avivaba las llamas.

¿Por qué arde Portugal todos los veranos? Preguntan mis amigos desde sus paises ubicados en todo el mundo!  He intentado responderles, lo mejor que he conseguido. les gostaria tener más información y clarificar dudas tal como Pedrogão Grande que ha passado en aquella fatídica noche de sábado. Me gustaría poder tranquilizarlos. No sé si lo conseguí. No estoy. No estoy tranquilo, no estoy! La inutilidad volvió a matar y tengo serias dudas de que la culpa no muera sola. En un año, desgraciadamente, de los muertos sólo recordarán a los que sin ellos se quedaron. De aquí a un año ... contiene una ceremonia de números, fachada, por entre un bosque transformado en crematorio que, por entonces, ya tendrá verde y vida al acecho.

Este texto no es más que un lamento, un desahogo, una catarsis. Unas cuantas frases de quien ya hizo lo mismo después de unas cuantas tragedias, algunas enormes, de las mayores de la historia del mundo, y vio quedarse todo en la misma. Todo en ella. "Vamos a alejar las casas de la costa", dicen después de un Tsunami. "Construimos dos puentes en un año", se jactaban, después de una década de pedidos de ayuda y de la caída de un autobús y otros vehículos a las aguas lamacentas de marzo en el Duero. "Se mudan los materiales de los edificios, de las construcciones", gritan después de los terremotos."Vigilen más las playas", decretan mientras buscan cuerpos sin vida en el mar. "Hagan una rotunda", determinan después de muertes a hilo en un cruce mal señalado. "limpien los bosques, cuidado con el ordenamiento del territorio, construyan zanjas, opten por especies autóctonas en la reforestación", ordenan después de los infiernos de todos los veranos. ¿Para que? ¿Por qué? Se quedará todo en la misma. Todo en ella. ¡No nos engañan!

Los periódicos escriben que el año pasado, en un solo día en agosto, provocó 455 incendios en Portugal y "no sorprende que la mayoría de los portugueses estén acostumbrados a lidiar con carreteras cortadas y evacuaciones urgentes a causa de los fuegos que arrasan el territorio nacional con tanta frecuencia ". ¿Están? Me pregunto. los intenidos citan un estudio de la Universidad de Vila Real para justificar la afirmación: "entre 2000 y 2013, más de la mitad de los incendios registrados en el sur de Europa se realizaron en Portugal. De 19.000 fuegos, 10.000 deflagraron en suelo portugués. El año pasado, más del 50% del territorio que ardió en la totalidad de la Unión Europea fue portugués ". A quien compara los incendios en los dos vecinos de la Península Ibérica responde: "mientras que en España, en 2016, se quemaron 65.000 hectáreas, en Portugal ya habían ardido más de 160.000 sólo en los primeros ocho meses del año.

La justificación para estos escenarios del demonio viene en el párrafo siguiente. Dijo que estos factores hacen más que agravar la situación, las temperaturas, los vientos  secos, el inmenso bosque y los largos períodos de sequía, es muy peligroso. "Después de la Revolución de los Claveles, en 1974, gran parte del bosque nacional fue privatizada, hasta el punto de que sólo el 5% de los parques forestales son públicos. En muchos de estos terrenos se han replantado eucaliptos - especialmente susceptibles a las llamas - en otros, en manos privadas, no se toman medidas adecuadas para mantenerlos limpios. La desertificación progresiva del interior del país, con sucesivas crisis económicas, también contribuye a esta situación, con muchos incendios que se originan en aldeas abandonadas ".