7. May, 2018

Arroz Meloso con Pulpo Gallego

The recipe only is in three languages : Arroz Meloso con Pulpo Gallego. Arroz Malandrinho com Polvo Galego. Creamy rice cooked with Galician Octopus.

¿Cómo distinguir el auténtico pulpo gallego del pulpo foráneo?  El pulpo es uno de los productos más emblemáticos de la gastronomía gallega, un plato muy codiciado cuya preparación es un auténtico arte. Sin embargo, no todos aquellos que creen haber probado el pulpo gallego lo han hecho realmente, ya que es muy diferente consumir este producto tan característico de la cocina española preparado “a la gallega”, pero de origen foráneo, que poder degustar el auténtico sabor de un pulpo capturado en aguas gallegas. A diferencia de lo que muchos puedan pensar, las cifras confirman que en España se consume más pulpo marroquí que gallego. Los principales suministradores extranjeros de pulpo a España son Marruecos, Mauritania y Portugal La mayor parte del pulpo no gallego consumido en España suele ser de origen marroquí, concretamente del banco Canario-Sahariano. A nivel visual, la principal diferencia reside en que  el pulpo gallego suele tener un tono más vivo y un color más brillante, mientras que el marroquí es más blanquecino. El pulpo gallego tiene mucho más sabor debido a la dieta que tiene de marisco de las rías gallegas: moluscos, mejillones, centollos… la alimentación del cefalópodo gallego le da un sabor mucho más intenso a mar, a marisco, mientras que el marroquí tiene otro tipo de alimentación y es menos sabroso. El pulpo es un plato ligero y sabroso, un auténtico manjar, sin embargo, a la hora de cocinarlo hay que seguir algunas pautas para lograr que nos quede en su punto, ni muy duro ni muy blando. Hay dos razones principales por las que se debe congelar el pulpo fresco, una de las cuales es para evitar unas baterías presentes en pescados y mariscos llamas anisakis y la otra es conseguir un pulpo más blando para cocinar. El pulpo se debe congelar al menos 48-72 horas para que se rompan las fibras musculares de este alimento y quede blando para una mejor cocción. Se recomienda descongelar el pulpo en la nevera un día antes de su consumo para que se congele totalmente y quede fresco. Una vez el pulpo esté descongelado, prepara una olla bien grande con agua y ponla a hervir. Una vez el agua esté hirviendo, debemos “asustar” al pulpo, es decir, lo cogemos por la cabeza y lo metemos y sacamos del agua hirviendo 3 veces con movimientos rápidos, de un par de segundos cada uno. Con este proceso conseguiremos que quede bien tieso y conserve toda la piel. Una vez hecho esto, cuando vuelva a hervir el agua lo metemos dentro y dejamos que se vaya cocinando. Hay quien echa al agua un poco de sal, laurel o cebolla, pero también hay quien no lo hace, eso sería al gusto de cada uno. En cualquier caso, para la sal debemos tener en cuenta que el pulpo ya tiene algo de sal marina y se termina de salar después de servirlo.  En cuanto al tiempo de cocción, varía en función del tamaño del pulpo: debemos contar unos 18 minutos por kilo, lo que significa que un pulpo de 2 kilos tarda unos 35 minutos aproximadamente.  Es importante no pasarse de tiempo, ya que si no quedará duro. Para comprobar si está al dente,  pinchamos la parte gruesa de uno de sus tentáculos con un palillo o un tenedor. Si aún estuviese un poco duro lo dejaríamos unos minutos más. El pulpo debe quedar tierno pero en su punto y conservar toda la piel: ¡ahora ya sabéis cómo lograrlo!

Arroz Meloso  con Pulpo Gallego.Hoy os dejo una receta que nunca había preparado, me habían aconsejado descubrirla y ha sido todo un éxito. Arroz meloso  con pulpo gallego. Un arroz con intenso sabor que estoy seguro que utilizaréis en más de una ocasión. Lavamos y cocemos el pulpo, partiendo de agua hirviendo ( sin salar) durante 35 minutos. Cortamos en trozos medios lo reservamos, así como el agua de cocción del mismo. Picamos finamente la cebolla, el pimiento rojo, verde y amarillo y el ajo. Preparamos un sofrito poniendo un poco de aceite de Oliva virgen extra en la olla en la que vamos a preparar el arroz, añadimos las verduras picadas y vamos incorporando el tomate. Dejamos cocer unos 5 minutos. Cuando el sofrito esté preparado, incorporamos el arroz y lo salteamos, añadimos el vino blanco y lo dejamos reducir. Mojamos el arroz con el agua de cocer el pulpo (2,5 veces en volumen de arroz), incorporándola poco a poco y sin dejar de remover, para que el arroz suelte el almidón y se quede meloso. Dejamos cocer 15 minutos, añadimos el pulpo cortado en trozos y dejamos cocer otros 5 minutos. Servir el arroz en la misma cazuela o en un plato hondo.