4. Apr, 2018

Conejo Relleno.

La carne de conejo: saludable y con múltiples posibilidades de preparación y cocinado. Al hablar de carnes magras y carnes blancas se tiende a olvidar la carne de conejo siendo una de las carnes magras por excelencia y con menor contenido calórico, tan solo 131 kcal/100 g. Además, es fuente de proteínas y un gran aliado para cubrir las necesidades diarias de algunos nutrientes esenciales. La carne de conejo se puede incluir en la alimentación variada en todas las edades y situaciones fisiológicas. Entre las propiedades nutricionales de la carne de conejo, encontramos que cuenta con un elevado aporte de proteínas y vitaminas del grupo B (B3, B6 y B12), así como un buen perfil lipidio, un alto contenido en fósforo, y es fuente de selenio y potasio. Su contenido graso es de tan sólo un 5% y se trata de una carne con bajo contenido en sodio. Este tipo de carne es además un alimento que encaja perfectamente dentro de la Dieta Mediterránea, la cual se incluye dentro de un estilo de vida variado y equilibrado, y ha demostrado ser muy beneficiosa para la salud y las sociedades de nutrición recomiendan consumir la carne de conejo dos o tres veces al mes dentro de una alimentación saludable.  

Mi pasión es cocinar recetas de mi familia, de mi tía Fernanda sobre todo y las que dan mis primas de vez en cuando. Recetas tradicionales, sencillas y joyas de nuestra gastronomía que no deben perderse. También me gusta innovar y elaborar mis propios platos. Cocino para mi familia y amigos, poniendo mucho cariño y esmero en lo que hago. Es un placer y un honor tener la oportunidad de compartir con vosotros mis recetas y mis aficiones muchas gracias por vuestras visitas y comentarios. La receta de hoy es una que me recuerdo de hace muchos años estaba en la cocina con mi tía Fernanda, me dice que la comida iba ser conejo. Una versión suya del clásico asado de los domingos; Conejo deshuesado y relleno. Este conejo enrollado está literalmente relleno de sabor. El relleno de carne de panceta, jamón serrano, salchichón, hígado de conejo y, sutilmente mezclado con tomillo y hinojo, ¡es casi una comida en sí misma! Si no has cocinado con conejo antes, no te dejes intimidar por la tarea. Aunque puedes pedir que te corten el conejo y te lo deshuesen a la hora de comprarlo, también puedes hacerlo en casa.

Ingredientes: 1 conejo de 1.500 kg. deshuesado con su hígado, 200 gr. de hinojo, 50 gr. de jamón serrano, 50 gr. de panceta, 50 gr. de salchichón, 2 dientes de ajo, 3 ramitas de romero, tomillo , 8 cucharadas de aceite de oliva, ½ vaso de vino blanco, Sal, Pimienta. Preparacion: Se lava y se seca bien el conejo. Se coloca de espaldas sobre la tabla de trinchar con la parte del cuello hacia el cocinero, que hará un corte a lo largo del pecho .Utilizando un cuchillo muy fino se extraen todos los huesos para obtener un gran trozo de carne. Se mezclan el romero y tomillo con sal y pimienta al gusto. Limpiamos el hinojo y lo cocemos en una olla con agua hirviendo junto con el ajo pelado durante unos 10 minutos. Lo escurrimos (el hinojo) y lo picamos. El ajo lo reservaremos.
Picamos la panceta, el salchichón y el jamón y lo saltearemos todo en una sartén con el hinojo, en un poquito de aceite. Lo dejaremos rehogar durante otros 10 minutos. Retiramos del fuego y añadimos el hígado cortado en trocitos, las dos ramitas de romero picadas y un poco de pimienta. Picamos las panceta, el salchichón y el jamón y lo salteamos todo en una sartén con el hinojo, en un poquito de aceite. Lo dejaremos rehogar durante otros 10 minutos. Retiramos del fuego y añadimos el hígado cortado en trocitos, las dos ramitas de romero picadas y un poco de pimienta. Extendemos este relleno sobre el conejo deshuesado, lo enrollamos (las patas hacia dentro) y atamos. Lo doramos en una cazuela con aceite, salpimentamos y regamos con el agua del hinojo y el vino. Lo metemos al horno (precalentado a 180 grados) durante una hora y 30 minutos, aproximadamente. Retiramos y servimos cortado en rodajas. Podemos aprovechar el calor del horno para hacer unas patatas asadas que nos sirvan de acompañamiento. Ya sean abiertas o machacadas y aliñadas con aceite (más tipo puré rústico). En casa nos ha gustado muchísimo, pero claro, también es verdad que la carne de conejo nos gusta. Espero que esta receta vos agrade y por favor no olivideis de poner un comentario en mi pagina.